jueves, 17 de septiembre de 2009

Me cago en la puta que parió al juez



Esto es maravilloso. Ahora resulta que llamar "hijo de puta" al jefe no es motivo suficiente de despido. Y no porque insultar al jefe sea el próximo derecho laboral que los sindicatos quieran incluir en el estatuto del trabajador sino porque, según el juez de turno, "la degradación social del lenguaje ha provocado que las expresiones utilizadas por el ahora recurrente sean de uso corriente en determinados ambientes, especialmente en el marco de discusiones". Con un par.
Toda la mierda que vemos cada día en nuestras calles tiene su origen en la degradación social del lenguaje o las costumbres. ¿Por qué un energúmeno agrede al profesor de su hijo? No nos engañemos, ese hombre no es un bicho raro sino uno más de los corrientes miembros de una sociedad degradada en su lenguaje y sus costumbres. Algo aventajado, eso sí.
A mi me gustaría saber cuál sería la reacción de estos juececillos de pacotilla si alguien en su sala o despacho les soltara un merecido y sonoro: "me cago en su puta madre, señoría".

20 comentarios:

Stewie Griffin dijo...

¿Esto es una broma? ¿Ahora defendemos privilegios de los funcionarios del sistema de educación del estado? Un sistema coactivo y obligatorio. Encima se le exige a las victimas respeto por los carceleros.

Hasta yo he estado a punto de soltarle unas hostias a mi jefe de estudios en su día. No lo hice porque quería aprobar y largarme de esa cárcel.

Eso sí, ahora cuando me ven por ahí agachan la cabeza, ya no son tan valientes como cuando estaba indefenso en sus manos. Perros. Tratan a los crios como si fueran ganado, cuando los que estan como el ganado son ellos, que en ninguna empresa decente durarían dos días de cara al público, ¡y menos con menores!

¿Respeto por quién ha deshonrado el oficio de maestro al servir al estado? NUTS!

http://www.youtube.com/watch?v=E3_NuWb9r2A

CZC dijo...

Hola,

¿Y si el jefe hubiera insultado al trabajador el criterio habría sido el mismo?

Lo gracioso es la alusión a la degradación del lenguaje. Si es así ¿no sería más lógico condenar la degradación en lugar de querer normalizarla? Porque si la sociedad se degrada y todos andamos por ahí a bofetadas, supongo que si juez se lleva alguna asumirá que es una degradación de las costumbres y tan contentos todos.

Un saludo

erpayo dijo...

hombre, todos sabemos que los funcionarios se merecen una buena somanta de palos solo por serlo. ¡Faltaría más!

Stewie Griffin dijo...

Erpayo: Hombre, si te retienen contra tu voluntad, eso en mi pueblo lo llaman secuestro. ¿Cuando te secuestran te puedes defender? ¿Cuando a los que retienen son tus hijos? ¡Viva el Síndrome de Estocolmo!

CZC: Lo que se requiere es libertad de contratación. Simplemente.

erpayo dijo...

si tu problema es la educación obligatoria, lo justo sería que los palos se los dieras al ministro del ramo y a sus señorías los diputados.

Pero bueno, lo mismo de siempre: la luna, el dedo y los tontos.

Stewie Griffin dijo...

Claro, ahora cuando se produce un crimen, solo son imputables los autores intelectuales, no los materiales.

Tranquilo señor asesino, que usted solo acabo con la vida de la victima porque le ofrecierón dinero, y usted lo necesitaba mucho. Pobrecillo. Alé, vayase en paz.

octopusmagnificens dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Stewie. A la figura del profesor chulesco y maltratador no se le puede dar inmunidad legal. Yo también conozco alguno que no es tan valiente en la calle como lo era en el colegio. Tienen que aprender que toda acción conlleva una reacción.

Anónimo dijo...

Yo estoy ante un dilema, y es que por una parte creo que la disciplina es importante, pero por otra en mis tiempos fui víctima repetidas veces de profesores que eran auténticos hijos de puta. De hecho apenas oigo nada en un oído de las bofetadas que me dio uno a los ocho años, y todo porque yendo en fila la niña de delante se tropezó ella sola, se puso a llorar y el imbécil aquel se pensó que yo la había empujado. Más de una vez he pensado en contratar a un detective para que lo encuentre y ajustar cuentas.

octopusmagnificens dijo...

Anónimo, seguro que si te lo encuentras ahora y le recuerdas lo que pasó se declara amnésico... Los niños tienen que ser fuertes y defenderse de las agresiones de los profesores con todos los medios que sean necesarios. A puñetazos si es preciso.

erpayo dijo...

para esas cosas de los traumas infantiles puede venir bien un poco de terapia con un psicólogo clínico.
Joder qué tropa.

Camarada Stewie dijo...

También hay profesores decentes, tuve suerte de conocer a alguno, pero son una minoría en la escuela estatal. No me gustaría que se pensase que quiero insultarlos a ellos, aunque creo que deberían de dimitir y pasarse a otro tipo de educación en cuanto puedan. Pero, la mayoría son energumenos y tiranos que simplemente han sacado la plaza.

Una empresa normal que se dedicase a la educación no permitiría que gente que no esta capacitada para tratar con seres humanos menores de edad permaneciese en su puesto simplemente por tener un puesto suyo. Esa capacitación implica también el saber tratar y estimular a los alumnos, no simplemente saberte un temario. Cosas que cualquier empleador con dos dedos de frente contemplaría.

Camarada Stewie dijo...

Y ahora la Aguirre quiere darles aún más privilegios sobre el común de los mortales, ¿y los liberales a hacerle de voceros?

Anónimo dijo...

La constante agresión de los profesores (el sólo hecho de ser tiranos estatales ya constituye un inicio de hostilidades) debería ser penalizada. O, al menos boicoteada por alumnos y padres, como hizo el héroe del Loyola de Palacio.

Los profesores, si alguna dignidad les queda, deberían integrarse en el sistema educativo agorista de Somalia.

Manning

erpayo dijo...

Por favor, el irresponable que se ha dejado abierta la puerta de la cuadra que se pase a recoger el ganado.

coup de bâton dijo...

erpayo, son compis suyos de red liberal. En este caso el "irresponsable" sería Dani Pateras. Pídale cuentas a él, si quiere. No lloriquee y "no reparta vd. carnets de liberal" que todos debemos ser uno.

Anónimo dijo...

Bueno, erpayo. Mi comentario pretende ser irónico ( y diría que el de Octopus también).

Lo que pasa es que, con tantas burradas como se leen en Red Liberal (y lo dice un liberal), ya resulta difícil distinguir la realidad de la ficción.

Manning

Camarada Stewie dijo...

Pues si es una burrada contrarestala con argumentos.

Lo que es una burrada es ese cuento de que los profesores necesitan más autoridad (aún).

Camarada Stewie dijo...

Lo que más teme un profesor del estado es a un padre cabreado. En un sistema coactivo basado en el secuestro y el adoctrinamiento de menores, esto es lo más parecido a un limite a los abusos. El temor a que un padre venga y te caliente la cara por pasarte de la raya.

Ahora a la roja iluminada de la Aguirre se le ocurre acabar con eso. ¿Y los liberales a apoyar esta locura?.

Para que quede claro, el estado y sus funcionarios no tienen derecho a retener a mis hijos contra mi voluntad. Si lo hacen, tengo pleno derecho a ir a liberarlos por la fuerza, como con cualquier vulgar secuestrador o pervierte-niños "privado". Aunque en la práctica esto no sea aconsejable, por mero sentimiento de autopreservación ante el desequilibrio de fuerzas. Pero en cuestiones de legitimidad quien puede lo más, puede lo menos, esto es amenazar o dar un par de tortazos a los secuestradores.

Anónimo dijo...

¡Profesor, agresor!
¡Ninguna agresión sin respuesta!

¡Libertad para el héroe del Loyola!

Manning

Anónimo dijo...

joder a si va este pais!!!!!¿no hay nadie coherente aqui?

Fdo:una persona normal.